jueves, 16 de diciembre de 2010

SELLO ESPAÑOL: ROOM IN ROME (JULIO MEDEM, 2010)

  Pensando en las artes, en alguno que represente a las demás, me encontraba. Alguna que sirviera de hilo conductor de todas las demás, que pusiera a disposición del público las restantes. Pensé en el cine. Debido a su visualidad, por poder expresar  cualquier cosa, poder expresar ... todo . Por ello, además de por las críticas dirigidas esta película, me decidí a escribir acerca de Room in Rome de Médem.

Conociendo al director
Nació en el seno de una familia burguesa el 21 de octubre de 1958 en San Sebastián. Una mezcla de sangre corre por sus venas, su padre es hijo de un alemán y de una valenciana; y su madre, hija de un partisano francés y una mujer vasca. Se dedicó al deporte,concretamente al Atletismo, consiguiendo la mejor marca española en 110 metros vallas, siendo candidato para ser becado en los JJOO de Montreal (1976).Se apartó del deporte, matriculándose en Medicina u Cirugía General en la Universidad de Soria, con perspectivas a ser psiquiatra. Pero desde pequeño ya era un aficionado al cine, jugando con su hermana a hacer películas.

Sus primeros cortometrajes fueron El ciego(1974), El jueves pasado(1977), Fideos (1979),y más tarde, Si yo fuera poeta... (1981), Teatro en Soria(1982).
Al mismo tiempo, empezó a colaborar en revistas realizando críticas cinematográficas (Cinema 2002, Casablanca y ,en el periódico, La voz de Euskadi).
En 1979, que vuelve a su ciudad natal, empieza a filmar sus primeros cortometrajes en 35 mm: Patas en la cabeza(1985), producida Luis Campoy y Medem, consiguiendo ganar el Premio de Cine vaso y el certamen Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao; Las seis puntas(1987), ganando el Premio Telenorte, en el mismo certamen anteriormente señalado.
En este año trabaja como colaborar de la Crónica de la segunda guerra carlista, producida por José María Tuduri, y La espalda del cielo, cortometraje de Germán Beltrán. Realizando a la vez el mediometraje Martín (1988) y el documental El Diario Vasco. En una época de aislamiento y crisis económica familiar, realiza el corto El puente(1990). A posteriori, Medem realizá el guión del largometraje Vascas y no consigue ninguna subvención, ni por parte de las públicas de Euskadi y tampoco por el Ministeriko de Cultura. Fernando Garcillán le abre la puerta y se la produce (1992), una historia que obtuvo el Goya a la Mejor Dirección Novel, además de otros galardones en festivales de Tokio, Turín y Alejandría.
En 1992, se embarca en lo que sería su segundo film, La ardilla roja. Se estrena en 1993, obteniendo el Premio de la Juventud en el Festival de Cannes. Recomendado por Stanley Kubrick, recibión una propuesta de Steven Spilberg para dirigir el Zorro, pero la trayectoria que quería seguir le llevó a rechazarla.

La ardilla roja (Julio Médem, 1993)

Su tercer largometraje, Tierra (1996), se fue con las manos vacias del festival de Cannes. En 1998, Medem, realizaría Los amantes del Círculo Polar (1998), con el que le llegó el reconocimiento del público y se consolidó dentro del panorama nacional y con proyección internacional. Dicen, que esta película le causó un trauma a Medem, ya que el trágico final de esta historia de amor le perseguía.En 2001, surge el proyecto Lucía y el sexo (2001), teniendo un gran éxito de taquilla y un buen reconocmiento internacional.
En 2004, hace una obra compilatoria de 32 cortometrajes, versando sobre una crítica hacia varios aspectos de la realidad española, incidiendo en la política del gobierno de Aznar. Tuvo escasa repercusión.
En 2007, estrenará la película Caótica Ana, basada en su hermana fallecida en un accidente de tráfico. Afectándole el hecho de que la crítica y el público despreciaran la película.
En 2010, nos llegaría le film del que les pretendo hablar: Room in Room (2010), inspirada en el film "En la cama", narra el encuentro amoroso de Alba (Elena Anaya) y Natasha (Natasha Yarovenko), una española y una rusa, en la habitación de un hotel de Roma, tras conocerse en un local de Roma. Ambas viven la aventura de una noche y al día siguiente cada una de ellas tomarán rumbos distintos (una a España y la otra a Rusia). La bso procede de Russian Red y jocelyn Pook. En cuanto a la cuidada y delicada fotografía, es a cargo de Álex Catalán. Producción de Morena films y de Alicia Produce (su propia productora). Reparto: Elena Anaya, Natasha Yarovenko, Najwa Nimri y Enrico lo Verso.

El Film
Los conceptos, en su descripción o en su definición, lejos de dar soluciones, plantean problemas. En el film, Julio Medem, más que definir un concepto tan abstracto como es el amor, nos plantea una situación de amor del momento. Normalmente tenemos una amor de una noche y ya creemos saber todo acerca de la otra parte, algunas veces queremos no abandonarlo, pero no existe otra posibilidad. Cuando termina esa noche y te separas de esa persona, tempus fugit. El film se plantea como el concepto Orteguiano en un principio. El amor empieza como una visión de realidades que se advierten como amables( las de ambas protagonistas ). Aclarando que tales dotes de observación nada tienen que ver con la inteligencia como capacidad para resolver cuestiones conceptuales. Es, más bien, un don poético que puede alojarse en seres, a lo Ortega, “casi imbéciles”. Dos mujeres que se conocen una noche, sin saber nada más que sus caras, atraídas la una hacia la otra, entablan una relación de una noche. Hasta aquí sencillo. Pero, Room in Rome, es algo más que una historia de la que sólo se puede leer sexo y amor entre dos mujeres.


El cine, ¿cómo podríamos definirlo?, según la RAE, en su segunda acepción: Técnica, arte e industria de la cinematografía. Y cinematografía: Captación y proyección sobre una pantalla de imágenes fotográficas en movimiento . Es un concepto, demasiado abstracto y general, bien enunciado. Pero a ese concepto se le pueden sumar rasgos definitorios, ir acotando el término, pero algunas veces se acota y se dejan cosas por el camino, sólo siendo efectivo y válido para ciertos supuestos de hecho, dejando el resto al margen. Todos los que sabemos algo de cine, aunque sea mínimamente, podríamos decir que uno de los rasgos de dicho mundo , es el ser reflejo y complemento, de otros artes y saberes: literatura, pintura, historia, arquitectura, escultura, etc. Si vemos Room in Rome, el lugar donde se sucede todo, es una fuente de saber. Las relaciones interpersonales de ambas protagonistas se complementan perfectamente con el medio, la trama está trazada inteligentemente. Se mezclan perfectamente las vivencias de cada uno de los personajes con las historia de esa habitación y todo tiene un porqué. Poco a poco, de saber nada, de ser simplemente un juego trazado de amor, vamos descubriendo que significa esa habitación y que relación tiene con cada una de las protagonista, llegando a saber todo de ellas y la habitación. Al principio no se plantea como un enigma, es bien sencillo, placer de una noche entre ambas y punto. Pero ese concepto abstracto de amor recíproco, les hace querer saber más una de la otras, ese saber nos lleva consecuentemente a saber más de esa habitación, con una riqueza histórica incatalogable . Quedando bien plasmado esto en una conversación de Alba y Natasha:


Natasha- Es el Ágora de Atenas, ¿lo sabías no?, ¿qué fue antes, el cuadro o
tu historia?,¿quién inspiró a quién?
Alba- Buena pregunta.
Natasha- Ese cuadro está aquí antes de que tú nacieras.
Alba- Desde mucho antes y me ha estado esperando todo este tiempo.


A posteriori, se irán desvelando los misterios del cuadro (y demás enigmas encubiertos en la habitación).Ambas se relacionan con el medio, llegando ser ese mismo medio. Es una trama, no ya sólo de dos, sino de ménage à trois (Ambas y la historia de la habitación). Una historia sobre el plano de Roma, la Roma de los Césares; El Ágora de Atenas; Aspasia de Mileto, maestra de retórica y logógrafa, esposa de Pericles) ... Ese nombre, el de Aspasia de Mileto, es más que una historia en el film para Julio Medem, es lo que sería su proyecto para el futuro, arriesgándose a entrar en la Atenas del siglo V a.c.
En definitiva, una trama bien trazada en concurrencia con el medio, así como la utilización de una buena bso (Loving Strangers de Russian Red, entre otras). Una historia con una atmósfera de erotismo y sensualidad, cargada de inspiraciones históricas que se plasman en las paredes. Ambas se van ocultando sus vivencias, en sus orígenes, quizás por temor a involucrarse en una relación sin mucho futuro y que después va solucionándose en las dosis adecuadas (acompañada de la resolución histórica del medio en que se produce), que tendrán que abandonar porque al día siguiente una marchará a España y la otra a Rusia. Quedando esa historia,al finalizar, dentro de ese habitáculo. Sello onírico del autor, trama bien planteada, actuaciones excelentes y realistas y con una narrativa inusual. Lo que más se le puede achacar, quizás, sea el final, con todo lo real que había sido la película, introduciendo un momento de fantasía e imaginación, pero siempre con una coherencia inteligente.El que la haya visto y no le haya gustado nada, no habiéndose percatado de la belleza de su narrativa y de la riqueza cultural que muestra, aconsejo que la miren desde otra perspectiva, algo más allá de una historia de amor de una noche y de un nudismo desmesurado.

22 comentarios:

Raül Calvo dijo...

La ardilla roja para mí es la mejor de Medem. Room in Rome la disfruté por motivos paracinematográficos.

Michel Poiccard dijo...

Raül Calvo, gracias por comentar. Me gusta que de algún modo la disfrutaras

Outsider. dijo...

Estuve a punto de verla pero
al final no pudo ser

Un saludo.

Michel Poiccard dijo...

Gracias por comentar Outsider ... si puedes intentar volver a verla te la aconsejo. Verás que no es tanto como la crítica la pone.

Julio Béjar dijo...

Una de las más flojitas de Médem. La idea es muy poética: dos mujeres en Roma, el vientre de la civilización occidental, unión de culturas (española y rusa), dos mujeres que huyen de un pasado que arrastran... pero el ritmo va languideciendo y el argumento se queda en un escaprate. Me recuerda a la vez que Médem tuvo que hacer "Lucía y el sexo" para poder recuperarse económicamente y reconciliarse con el gran público tras "Los amantes del círculo polar".

Michel Poiccard dijo...

No estoy de acuerdo con que sea floja, puede que dentro de su ritmo habitual (de Medem) sea flojita, pero tiene una calidad de narrativa excepcional y una historia desenvuelta perfectamente a través del enigma del cuarto. Algunas veces creo que los críticos leyeron antes de hacer el análisis su partida de nacimiento. Igualmente aunque no comparta, es su opinión y está fundamentada. (Añadiendo el famoso: para gustos los colores). Un saludo y gracias por comentar Julio Béjar.

Antoine Doinel dijo...

Creo que lo que hizo que me gustara esta peli fue la falta de pretensiones y el minimalismo, sólo hay que pensar que transcurre todo en un mismo escenario con dos personajes (3 con los escasos 10min de lo Verso). La trama es llana y efectiva para mi gusto.

Michel Poiccard dijo...

Totalmente de acuerdo contigo antoine doinel. Gracias por comentar.

Alexme dijo...

para mi una de las sorpresas de este año, es un cinta muy minimalista y que consigue tener un resultado muy conseguido. Realmente relata bastante bien los encuentros de una noche y ese miedo al amanecer. Un saludo

Michel Poiccard dijo...

Muchas gracias por comentar ... Una visión muy poética Room in Rome, totalmente de acuerdo con usted. Leyendo su comentario,, me he dado cuenta que ese dato (que lo había apreciado), no lo he expuesto. Gracias por el aporte

Javi dijo...

Me gusta Medem en general, y algunas me parecen de lo mejor del cine español de los últimos años, como Los amantes del círculo polar.
Esta la tengo pendiente; le tengo bastantes ganas, como a casi todas del director. Un saludo.
PD: A mí Lucía y el sexo me encantó, aunque no tuvo en su momento demasiada buena crítica; de hecho yo leí algunas críticas que la pusieron a caldo. Ciao

Michel Poiccard dijo...

Gracias por comentar como siempre Javi. Si la pusieron a caldo,se ve que sólo se fijaron en el cuerpo de las mujeres desnudas, el crítico ...

David C. dijo...

Los amantes del circulo polar me impresiono bastante. Feliz Navidad.

Michel Poiccard dijo...

David C. Gracias por comentar, de acuerdo contigo, no es para menos ...

Anónimo dijo...

me encanta el post, como utilizas el lenguaje y sobre todo como lo has descrito. Es justamente lo que pensaba cuando vi la película Os felicito por el blog, es grato saber que todavía se pueden leer cosas interesantes del cine por internet.

nEjO dijo...

De alguna forma levanta polemica.

Michel Poiccard dijo...

Anónimo/a gracias, sobretodo gracias por interesarte por nuestro blog. Intentamos siempre esforzarnos en lo que plasmamos, es un placer leele y una gran satisfacción tener lectores como usted.

Michel Poiccard dijo...

nEJO, como siempre, gracias. Creo que el revuelo que se montó es innecesario. Que aparezcan desnudas me parece, incluso, lógico. Cuando pasas una noche con alguien, creo, no la pasas vestido precisamente.

LU dijo...

Medem, en mi opinión es de los mejores directores de nuestro país. Los amantes del círculo polar es magia en estado puro, muy especial en mi vida.

Habitación en Roma tiene grandes momentos, cuida con mimo la luz, el espacio, las verdades que poco a poco salen, la intimidad, el alcanzar un sentimiento tan profundo con una persona casi desconocida.

La canción de Russian Red es preciosa.

Me gusta tu blog

Michel Poiccard dijo...

Muchas gracias por el apoyo Lu, es de las pocas opiniones que concuerdan con la mía (de las dadas por aquí). Encantado con su visita. Me gusta su visita;)

Michel Poiccard dijo...

http://www.20minutos.es/noticia/949340/0/natasha/yarovenko/goya/

Anónimo dijo...

tierra me hace llorar

Publicar un comentario