domingo, 21 de noviembre de 2010

RINCÓN ASIÁTICO: HIERRO 3 (BIN-JIP), KIM KI DUK, 2004. EL CINE DEL SILENCIO

Kenji Mizoguchi, Yasujiro Ozu, Akira Kurosawa, Shohei Imamura ... Wong Kar Wai, Kim Ki Duk, Takashi Miike ... Grande es el repertorio de Directores y Films dignos de nombrar en el mundo del cine asiático, por eso ofrecemos la apertura de nueva sección: Rincón Asiático. Debut con el film del surcoreano Kim-Ki-Duk, Hierro 3.



En Principio, empezaré hablando un poco de la vida del Director. Kim-ki- Duk nació en el seno de una familia humilde, dedicada a la agricultura, un 20 de Diciembre de 1960 en Bonghwa, en la Provincia de Gyengsang Corea del Sur). Se traslado a Seúl a los 9 años de edad y empezó a trabajar en la agricultura,a los 17 años de edad la abandona para convertirse en peón en una fábrica. Tres años más tarde se convirtió en suboficial del ejército, hasta que a los 25 años se dio de baja.
  A partir de ese momento se dedica a la pintura y se gana la vida como acólito en un templo budista. Empezó su afición en el mundo del cine en un viaje que realizó a Paris, a la vuelta a su país natal se dedicó a concursar en certámenes de guión; en el año 1993 obtuvo el premio mayor del Instituto Nacional del Guión de Corea del Sur por Un pintor y un criminal condenado a muerte. En 1995 consiguió el premio del KOFIC (Korean Film Council) por Cruce imprudente. Pero ninguno de estos guiones llegó a rodarse, pero si consiguió el prestigio necesario para obtener un contrato con Joyoung Films, llegando a rodar el film Cocodrilo. El film consiguió una plaza en el Festival Internacional de Cine Pusan, en la sección Panorama Coreano. Siendo este festival una de sus fuentes para la exteriorización de sus obras.
Su primer guión lo cambio de nombre por el de Animales Salvajes(1996), rodándolo en París y exhibiéndolo en el Festival de Vancouver. En 1998 rodó La puerta azul, tuvo exposición en la Berlinale y en el Festival de Cine de Karlovy Vary, narrando la historia de una prostituta que lleva a sus clientes al hostal de sus padres. En el año 2000 rodaría Ficción verdadera y La Isla. Ésta última daría a Kim su salto a la fama internacional, contando la historia de un fugitivo de la ley y la propietaria de un centro de pesca. La Isla se caracterizaría por sus crueles imágenes en algunas de sus escenas, llevando a un crítico en el Festival Internacional de Venecia a desmayarse en plena premiere. Volvió a recurrir a la figura de la prostitución y aumentó la irá del mundo coreano, pero hizo de este autor un icono representativo en el mundo del cine internacional. En el año dos mil uno su película Domicilio Desconocido abriría el Festival del Venecia. Su primer film de taquilla fue Mala gente.
video
En 2003, quizás el año de inflexión para Kim-Ki- Duk, fue la conocida Primavera, Verano, Otoño, Invierno … otra vez Primavera (ganadora del premio del público en San Sebastián), narra la historia , como si de un cuento taoísta se tratase, de dos monjes que viven en un monasterio aislado contando la historia a través de las estaciones pero con saltos temporales más longevos y en situaciones diversas (no quiero hacer de spoiler al contar más). Comenté anteriormente su importancia, ésta es debida a varias cosas: Primero, porque es el primer film en distribución a gran escala fuera de los festivales de cine; segundo, porque sentaría unas bases que caracterizarían las ulteriores obras Samaria (consiguiendo en 2004 el Oso de Plata al mejor director en Berlín) , Hierro 3( también de 2004, consiguiendo el premio al Mejor director con el León de Plata en Venecia y espiga de Oro a la mejor Película en el Festival de Seminci)., El arco (2005), Time (2006), Aliento (2007), Dream (2008).Es distintivo en su filmografía el ritmo pausado de su cine, el fuerte contenido visual, la templanza en el uso del diálogo y el hincapié en puntos marginales de la sociedad. Caracterizando toda su obra la fotografía delicada y una trama brutal, con una visión poética de la realidad menos trascendente. 


Hierro 3 (bin – jip) relata la historia de un joven llamado Tae- Suk (Hyun – Kyoon Lee) que vive en casas ajenas , asumiendo el papel casi de un espectro silencioso(no habla en todo el film), como contraprestación arregla los desperfectos que tiene el mobiliario(hace la colada, arregla juguetes, etc). Un día se cruza, en su internada habitual en casas ajenas , con una joven maltratada (Sunhawa, papel que asume Seung-yeon Lee ). Sunhwa es una joven modelo maltratada por su marido, éste la encierra debido a sus injustificables celos como si de una prisión se tratase. Al cruzarse ambos saben de su interconexión espiritual y se perfilan para asumir un destino silencioso y conjunto, adaptándose Sunhawa a la forma de vida de Tae-Suk, silencio y okupismo – retribución.

  El protagonista de Hierro 3, una vez más, se convierte en cronista del sufrimiento humano y, como contra balanza de ello, de la agresividad de otros. En la persecución hacia un mundo supraempírico, el protagonistas se embarcan a la aventura, convirtiéndose casi en una ánima que surca este mundo, fluyendo con él y soportando sus fricciones, casi nunca llegando a combatirlas (si las combate nunca será por medios violentos y represivos). El personaje (se podría decir que ambos), se encuadra dentro de una lista de personajes Kim-ki- dukianos, cuasi-entes en simbiosis con el mundo que les rodea, pasando desapercibidos( de hecho es lo que quieren y en ocasiones encuentran), buscando un remanso donde poder dominar el alma y llegar al karma, un mundo mejor dentro de su foro interno, pero a la vez intentan que ese pacifismo y esa búsqueda tenga su materialización en el mundo exterior. Pero éste sigue castigándolos, cualquier roce dentro de esa ficción creada por el director puede ser letal para cualquier persona , pero sus personajes debido a ese estado en el que están sumergidos, asumen el rol que el destino les tiene preparados, llevándolos a las situaciones más extremas, como prueba a su forma de vida. Nos da belleza, amor, esperanza y nos lo quita a través del sufrimiento y la hostilidad, pero después nos devuelve la esperanza. Unos son consecuencia de los otros, los otros de los unos. ¿Cuál es el instrumento?¿ Cuál la finalidad? .El gran mérito de Kim- Ki- Duk reside en no hablar del lenguaje a través del mismo (un lenguaje de la imagen), haciéndonos creer de verdad una ficción descabellada e inverosímil (si nos la contara alguien como vivida), la delicada fotografía y su visión poética de la realidad menos trascendente.


Hoy en día hablamos demasiado. Se pronuncian demasiadas palabras, demasiadas promesas incumplidas que destruyen nuestra belleza interior. El silencio preserva esa belleza, la mantiene pura.
Kim-Ki-Duk




15 comentarios:

Javi dijo...

No me termina de entrar Ki-Duk. Vi Primavera, Verano…, El arco, y otra que operaban el rostro a una mujer para que su novio no la reconociera; me resulta extraño y poco atractivo su cine, pero le reconozco originalidad y estilo. Tengo que ver Hierro 3 porque la suelen poner como la mejor de este director. Un saludo, Poiccard.

Michel Poiccard dijo...

Gracias por comentar Javi. Sí puede resultar extraño su cine, más para los europeos que quizás algunas de las cosas que vemos en sus películas no las lleguemos a comprender del todo, son muy espirituales y llevan contenido dentro de si mismas la tradición asiática. Si puedes ve Hierro 3, el concepto es más llevadero y más entretenido. Su cine suele ser pausado y algunas veces con alto contenido visual, como en Primavera, verano ... La película que operan del rostro a la muchacha es Time.

Raül Calvo dijo...

a mí kim-ki-duk no me acaba de entrar, sus películas no me convencen, será cuestión de gustos. por cierto, te sugiero separar el cine coreano, del japonés, etc. son muy diferentes, como el alemán del francés.

Michel Poiccard dijo...

Sí, la cuestión es que se ha hecho una sección de cine asiático en general, si nos ponemos a separar podríamos hacer tantas secciones como naciones hay sobre la tierra. De todas formas, gracias por la sugerencia.

Ariadna dijo...

Hola Michel, De Kim-Ki-Duk he visto Hierro 3 y Primavera, verano... Me parecieron películas muy bonitas y poéticas, pero también muy lentas, la verdad es que no me dejaron mucha huella. Las más crudas de Kim-Ki-Duk prefiero no verlas, soy demasiado sensible... Del cine coreano me encantaron Dos hermanas y The host, sorprendentes y terroríficas.

Michel Poiccard dijo...

Gracias por comentar Ariadna. Comprendo, si eres demasiado sensible las películas de Kim-Ki- Duk mantiene conceptos muchas veces llevados al extremo ... Dos Hermanas no la he visto pero debería de verla. Sip, Poéticas todas ellas y bellas ante todo, cuidando la foto todo el tiempo. Gracias también por la aportación

Anónimo dijo...

I hate Kim ki´s films ... ankodfcnasipobvk

Outsider. dijo...

buen post un saludo.

Michel Poiccard dijo...

Gracias por comentar outsider. Anónimo, te comprendo perfectamente, aunque no comparta tú opinión ...

T-800 dijo...

Estoy con lo que dice Ariadna. Solo he visto Primavera, verano.... Es un buen film, pero adolece de ritmo. Cuesta de entrar en el.
Que gran frase final del post, la del silencio de Ki Duk.
Por cierto, The Host me encantó, aunque 2 hermanas no la he visto.

Michel Poiccard dijo...

Si el tempo de las películas de Kim-ki-duk por esa época eran de tempo lento. Pero esa parsimonia desaparece en film como Aliento, Time o Dream; igualmente yo creo que el tempo de Hierro 3 es bastante más rápido que el de Primavera, Verano ... pero sencillamente porque está concebido así, hay que fijarse el contexto en el que se desarrolla la trama(Un templo budista donde todo se medita y se interioriza, donde muchas palabras no valen de nada, valiendo más los hechos).Por ello creo, en mi humilde opinión, que es el idóneo. Así como, la dificultad antes expuesta, el no compartir un condicionamiento asiático para entender cosas que se nos escapan. Gracias por comentar T- 800.

Julio Béjar dijo...

Un cine con unas imágenes super potentes. Ortega y Gasset, en la "Deshumanización del arte y otros ensayos de estética", hace una catalogación de los tipos culturales (entre ellos el mediterráneo) y cuando habla del oriental dice que tiene un instinto profundo con el que supera y transciende lo aparente y palpa una ultrarrealidad más allá de las apariencias y de la realidad humana (a diferencia del mediterráneo mucho más apegado, sujeto, a la realidad). Y cito textualmente: "el arte oriental es oriundo de una extrema sutileza mental".

Cuando veo películas de Kim-ki-duk me pregunto por esto.

Un abrazo.

Michel Poiccard dijo...

Gracias por comentar Julio Béjar. Completamente de acuerdo contigo y con Ortega. Todo en el mundo oriental va más allá del facto, se dirige hacia un mundo más allá, que existe al fin y al cabo. Y aquí en occidente nos hemos olvidado de eso. Así también en aquellos extremos es más importante el hacer que el decir, el decir queda muchas veces carente de valor si los expresado no se materializa (última frase que tengo puesta en el post que lo describe perfectamente todo KKD).Gracias por la aportación.

Claudia dijo...

Amooo profundamente el cine de kim ki duk y wong kar wai.. los amo ♥♥♥♥♥♥♥♥

Claudia dijo...

Amooo profundamente el cine de kim ki duk y wong kar wai.. los amo ♥♥♥♥♥♥♥♥

Publicar un comentario